lunes, 18 de agosto de 2008

¿ ES SOSTENIBLE EL AUGE DE LA INDIA ?

BlogsPeru.com










Desde el 2003 la economía india ha registrado un crecimiento anual medio del 8%, el segundo mayor del mundo. En el año fiscal 2003 (abril del 2003-marzo del 2004) el crecimiento fue del 8.5%. En el 2004 fue del 7.5%, con arreglo a la última revisión (enero del 2006) de la Organización Estadística Central. Se prevén tasas de crecimiento cercanas al 8% en los ejercicios 2005 y 2006. Durante los tres primeros años del 10º Plan Quinquenal (2002-2006), el crecimiento anual medio del PIB fue del 6.6%, en comparación con el 4.5% registrado durante el periodo de vigencia del 9º Plan (1997-2001).
Las razones de ese auge son diversas:
En primer lugar, el consumo y la inversión del sector privado han crecido de manera apreciable, como consecuencia de la consolidación de una clase media cada vez más numerosa, así como del aumento del crédito interno en un contexto de bajos tipos de interés, factor este potenciado por las importantes entradas netas de capital extranjero (48,000 millones de dólares en el bienio 2003-2004, frente a los 19,000 millones del 2001-2002).
La tasa de inversión ha aumentado del 24.2% en el 2000 al 30.1% en el 2004, un aumento de casi seis puntos del PIB sustentado en un incremento casi equivalente de la tasa de ahorro, que ha pasado del 23.5% en el 2000 al 29.1% en el 2004.
En segundo término, se ha mantenido una política fiscal expansiva, especialmente en gasto corriente, con un déficit público total que se ha mantenido prácticamente estable en torno al 9% del PIB en los últimos años y una deuda pública que ha superado el 80% del PIB desde el 2002.
En tercer lugar, han aumentado las exportaciones de mercancías, especialmente a Asia oriental, y de servicios, particularmente a EE.UU. El cociente entre las exportaciones de bienes y servicios y el PIB, que era del 13.2% en el 2000, alcanzó el 18.8% en el 2004.
Pese al alto crecimiento, la inflación se ha mantenido relativamente baja, entre otras razones, por la esterilización del aumento de las reservas en divisas que ha realizado el banco central y, en los últimos años, también porque el Gobierno no ha repercutido plenamente en los precios internos el incremento del coste del petróleo importado.
Ese auge, solo superado en el mundo por el de China, se ha basado fundamentalmente en el sector servicios y, más concretamente, en la subcontratación internacional (offshore outsourcing) de servicios de tecnologías de la información (STI). Tales servicios consisten, por un lado, en software y servicios relacionados (en inglés ITSS o Information Technology Software and Services).
En el subsector de ITSS, India ha destacado por la alta relación calidad-coste de actividades como, entre otras, desarrollo y mantenimiento de aplicaciones informáticas, integración de sistemas, mejora de paquetes informáticos o alojamiento de páginas web.
Por otro lado, los STI incluyen un segundo subsector, formado por los servicios integrales a empresas, esto es, por servicios dependientes de las tecnologías informáticas (ITES o Information Technology-enabled services) y servicios de subcontratación de procesos empresariales (BPO o Business Process Outsourcing), como son los servicios de atención al cliente por teléfono (call centres) o correo electrónico, administración de personal, contabilidad, mantenimiento de páginas web, etc.
Están naciendo, además, procesos subcontratados basados en el conocimiento especializado (KPO o knowledge process outsourcing), como análisis financieros y jurídicos, diagnósticos médicos a distancia, estudios de ingeniería, operaciones actuariales, etc.
El sector servicios de India ha aumentado su contribución al PIB del 52.2% en el 2000 al 55.4% en el 2004, en detrimento de la agricultura y minería (24.3% y 20.8%, respectivamente), puesto que el peso relativo del sector secundario ha permanecido prácticamente constante (21.2% y 21.6%, respectivamente).
El volumen de ventas del sector de STI ha aumentado de 8,000 millones de dólares en el 2000 (con 6,200 millones de exportaciones) a más de 22,000 millones en el 2004, de los que 17,200 millones provinieron de la exportación.
Sin embargo, es preciso tener en cuenta que el auge del consumo privado, basado en buena medida en las facilidades crediticias, está generando una economía sobrecalentada. En el 2004-2005 reapareció el déficit corriente, tras tres años de superávit. Algunos analistas prevén ya un déficit del 2% del PIB en el 2005-2006 y del 3% del PIB en el 2006-2007, pero los datos de la primera mitad del 2005-2006 indican que el déficit corriente se podría incluso cuadruplicar, en valor absoluto, con respecto al 2004-2005, cuando ascendió al 0.9% del PIB.
Jorge Minaya Vizcarra (*) Sinólogo, consultor internacional
(*)Abraxas5000@hotmail.com
FRATERNALMENTE. DR. LUIS ANTONIO, ROMERO YAHUACHI

1 comentario:

  1. Excelente articulo, el Sr. Minaya tiene mucha sabiduria que transmitir y experiencias. Soy seguidor de sus articulos y dejeme expresarle mi aprecio.
    Lic.Carlos Humberto Abad

    ResponderEliminar