lunes, 4 de agosto de 2008

XINJIANG: CABALLO DE TROYA CHINO.



BlogsPeru.com



La provincia de Xinjiang, una vasta región montañosa y desértica de China, está habitada por una mayoría étnica de ocho millones de uigures, musulmanes turcófonos de Asia central, responsabilizados a menudo por Pekín de acciones independentistas violentas.
Situada en el noroeste de China, en la antigua Ruta de la Seda, esta región cubre una sexta parte del territorio del país, con una superficie de 1,66 millones de km2. Está habitada por cerca de 20 millones de personas, pertenecientes a 47 etnias; la principal es la uigur, predominantemente musulmana.
La región es fronteriza con Pakistán, Afganistán y las ex repúblicas musulmanas de la URSS -Kazajistán, Kirguistán y Tayikistán-. Es la provincia más occidental de China, a más de 3.000 km al noroeste de Pekín.
Xinjiang es una de las regiones más pobres de China aunque constituye, gracias a la cuenca del Tarim, la principal reserva de hidrocarburos del país.
Desde los años 1990, la política de desarrollo de Pekín se ha acompañado, como en Tíbet, con el envío de numerosos chinos de etnia han, mayoritaria en el país.
Esta región de Asia Central, anexada al imperio chino en 1884, cuya capital es Urumqi, formaba parte del Turkestán antes de ser repartida entre Rusia y China en el siglo XVIII. Convertida en objeto de la rivalidad chino-soviética, fue conocida inicialmente bajo el nombre de 'Turkestán chino' antes de que Pekín le diera el nombre de Xinjiang ('Nueva frontera').
Xinjiang manifestó sus veleidades de independencia respecto a Pekín antes incluso de la creación de la República Popular de China, en 1949. Una parte de la provincia conoció un periodo de autonomía, bajo el nombre de Turkestán Oriental, pero de manera muy breve, de 1930 a 1949.
Los disturbios se intensificaron en 1990, tras la retirada de las tropas soviéticas de Afganistán y la independencia de las tres repúblicas musulmanas de la ex URSS. En 1990 murieron 22 personas en motines cerca de Kashgar (oeste), según fuentes oficiales. Sesenta, de acuerdo a fuentes occidentales.
Desde los atentados del 11 de septiembre de 2001 en Estados Unidos, Pekín ha acentuado la represión. Gracias al apoyo estadounidense, China logró que un movimiento uigur -el Partido Islámico del Turkestán Oriental- fuese incluido en la lista de organizaciones terroristas ligadas a la red Al Qaeda.
FRATERNALMENTE DR. LUIS ANTONIO, ROMERO YAHUACHI

No hay comentarios:

Publicar un comentario