miércoles, 30 de enero de 2013

JUANCITO PINTO

BlogsPeru.com Hoteles



Tamborero de los Colorados.

Para conocer a Juancito Pinto se debe retroceder casi dos siglos en la historia, entre olas alborotadas, arena y olor a pescado, allí se desarrollaba su vida, como todas las de los niños que habitaban Antofagasta.
Un mar que jamás llegaron a conocer las siguientes generaciones de bolivianos que llegaron luego de la guerra del Alto de la Alianza.
Juan Pinto, cariñosamente llamado Juancito Pinto era un niño tamborillero del Regimiento Colorados de Bolivia, que murió heroicamente el 26 de mayo de 1880 en la Batalla del Alto de la Alianza.

Juancito Pinto nació en el lugar denominado Tanque de Agua, ciudad de La Paz el año 1867, quien se había enrolado al Ejército a los 12 años, para acompañar a los de defensores del Pacífico  como "Tambor de Ordenes" del Batallón Colorados de Bolivia.
Entre los documentos históricos en poder del señor Gastón Velasco, existen algunos en los que se refiere lo que sigue.

Juancito Pinto de tez morena, locuaz en las marchas, burlesco, hacia bromas con los soldados que marchaban en el Batallón Colorados. No abandonaría su puesto de tambor sino cuando era relevado a porfía de los Comandantes.

Primero desempeño de "Corneta de Órdenes y Tambor", recibió la rígida disciplina e instrucción militar empleadas en aquellos tiempos.

En las duras caminatas hasta la costa  atravesando distancias infinitas,  sierra y cordillera, no doblego su temple, la vida de campaña y el trato cuartelero lo habían formado hombre capaz de afrontar cualquier adversidad. El solo hecho de haber soportado tan agobiadoras jornadas es ya, una heroicidad.

Juancito Pinto acompañó a los Colorados de Bolivia hasta la población de Tacna, en Perú donde participó en la Batalla del Alto de la Alianza. El 26 de mayo, se enfrentaron las tropas peruana-bolivianas contra el invasor chileno y desde muy temprano, Juancito Pinto, orientaba los despliegues de los valerosos soldados con toques de tambor.
Los soldados peruanos y bolivianos resistieron con decisión y honor, el ataque militar de Chile, desprovistos de municiones y refuerzos, lucharon hasta el último halito de su vida en defensa de Tacna.

Al atardecer de aquel fatídico 26 de mayo, cientos de cuerpos de los soldados yacían sin vida y otros expiraban en delirio. Al no tener órdenes que cumplir Juancito Pinto se aproximó a las trincheras para reconocer a algunos jefes y soldados heridos, conmovido por la tragedia tomó un arma y un morral de municiones, para hacerle frente al enemigo, que procedía a rematar a los heridos.
Manejando con dificultad el arma, Juancito Pinto, corrió en dirección al lugar donde resistían los últimos defensores de Tacna. Ingresando al combate en medio de los feroces estruendos de cañones y ráfagas de la fusilería chilena.

ALTO DE LA ALIANZA
El niño pereció en la batalla, se perdió entre el humo y la pólvora, entre los soldados del valeroso Regimiento Colorados de Bolivia, que sucumbieron en las trincheras del Inti Orko.
El informe a la convención de La Cruz Roja de Ginebra del Ejército boliviano, durante la Campaña del Pacífico, menciona a este pequeño héroe en su edición de 1881.
Dos horas más tarde la soldadesca chilena, daba gritos de alegría, rebuscando las chaquetas de los cadáveres caídos en el campo del Alto de la Alianza, vaciándoles sus objetos personales.
JUANCITO PINTO -  POR ESCULTOR CHILENO
Así habían celebrado su victoria los invasores después de arrollar a los Colorados de Bolivia.

Fraternalmente
Luis Romero Yahuachi

No hay comentarios:

Publicar un comentario